Buenos días desde Academia Cruellas, en Fraga. Hoy nuestro post está dedicado a Dimitri Ivanovich Mendeléiev que nació el 8 de febrero de 1834, o el 27 de enero, según el viejo calendario juliano que seguía en vigor en Rusia. A continuación tenéis un podcast donde analizamos su sueño.

El sueño de Mendeléiev

Mendleéiev nació en Tobolsk, en Siberia occidental y era el menor de diecisiete hijos ( o de catorce, no está claro). Su padre era director de la escuela local, pero se quedó ciego al año en que nació Dimitri, por lo que fue la madre quien tuvo que hacerse cargo de la familia. Afortunadamente, Maria, de soltera Kornilov, era una mujer excepcional. Los Kornilov eran una familia de comerciantes que habían desempeñado un papel importante en la apertura de Siberia al exterior. El padre de Maria había creado allí fábricas de papel y cristal. Mendeléiev fue al colegio de Tobolsk, donde resultó ser un mal estudiante. En aquellos años la educación consistía en una base sólida en lenguas muertas. El latín y el griego antiguos permitían comprender los ideales clásicos en los que se basaba la civilización. A partir de 1847 la familia padeció una serie de catástrofes sucesivas. El padre de Mendeléiev murió y al año siguiente la fábrica de cristal propiedad de su madre ardió hasta los cimientos.

En 1849 María partió con los dos hijos que todavía vivían con ella -Dimitri y Liza- hacia Moscú. Este era un viaje muy pesado ya que estaban a más de dos mil kilometros, que a menudo implicaba pedir transporte a los conductores de carros de caballos. En Moscú, la solicitud de ingreso en la universidad de Mendeléiev chocó contra la burocracia. Como último recurso, los Mendeléiev recorrieron otros seiscientos kilómetros hasta San Petersburgo. Una vez allí ingresó en el Instituto Pedagógico Central. ¿Cómo obtuvo dicha plaza? El director del Instituto era un viejo amigo de su padre fallecido. Por lo tanto, donde la burocracia frustraba, prevalecía el “enchufismo”. A las diez semanas de la incorporación de Mendeléiev, su madre agonizaba en la cama de su casa. Al año de la muerte de su madre, murió también su hermana Liza. Y al año siguiente Mendeléiev sufrió una hemorragia de garganta y fue ingresado en el hospital del mismo Instituto, el cual le diagnosticó tuberculosis.

Hasta aquí un pedacito de la vida dickensiana de Mendeléiev. En el podcast se analizan el sueño de la Tabla Periódica.

Escrito por Oscar Cruellas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s