Hoy desde Academia Cruellas vamos a esbozar unas líneas del pensamiento de Kierkegaard.  Considera que la existencia es una categoría que se refiere al individuo libre. Por lo tanto, existir significa realizarse a sí mismo a través de la libre elección entre alternativas, y por el propio compromiso. Existir significa llegar a ser, cada vez más, un individuo, y cada vez menos, un simple miembro de un grupo. Hay que trascender la universalidad en beneficio de la individualidad.

Con su predilección del individuo, de la elección y el compromiso, el pensamiento de Kierkegaard tiende a provocar una clarificación de las cuestiones, una llamada a la decisión y un intento de llevar al hombre a ver su situación existencial y las grandes alternativas que ha de afrontar. No pretende dominar la realidad con el pensamiento. Para Kierkegaard los problemas realmente importantes no se resuelven por el pensamiento, adoptando el punto de vista del filósofo especulativo, sino por un acto de elección al nivel de la existencia, no al de la reflexión independiente y objetiva.

La filosofía de Kierkegaard es una doctrina personal. Sus problemas arrancan de su propia vida en el sentido de que se le presentan en forma de alternativas para una opción personal, opción que implica un compromiso radical. Su filosofía es una filosofía vivida.

Escrito por Oscar Cruellas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s