Casi todo lo que sabemos de este poeta lo ha dicho él mismo en sus dos obras principales, La Teogonía y los Trabajos y Días. Era un campesino, hijo de un comerciante de Cine establecido en Ascra. Ascra fue una aldea pobre, vecina de Tespias que era un centro cultural importante de la época, a poca distancia de Tebas. En Tespias había certámenes poéticos vinculados al culto de las Musas y hacia allí convergían seguramente los cantores de los lugares más distantes del mundo.

Tenía un hermano, Peres, con el que pleiteó para defender su parte de la herencia paterna. De todas formas, la posición económica de Hesíodo era suficiente como para poseer un campo y los utensilios de labranza necesario para cultivarlo. También poseía un rebaño en en Monte Helicón, donde, según confiesa al comienzo de la Teogonía, lo iniciaron las Musas en el arte de la poesía:

“Ellas precisamente enseñaron una vez a Hesíodo un bello canto mientras apacentaba sus ovejas al pie del Divino Helicón. Este mensaje a mí en primer lugar me dirigieron las diosas, Las musas Olímpicas, hijas de Zeus portador de la égida”.

De su profesión como poeta solo sabemos que viajó a Calcis para participar en una competición poética celebrada con motivo de los juegos fúnebres en honor de Anfidamante. Allí ganó y obtuvo como premio un trípode, dedicado por él a las diosas del Helicón.

Es cierto que la realidad económica del mundo de Hesíodo, su estructura familiar, la vida cotidiana en aldeas tan pobres como Ascra, donde se luchaba por sobrevivir contra la dureza del clima y las dificultades de la tierra, así como el conocimiento del calendario agrícola por el campesinado, cuyos ojos estaban siempre vueltos al cielo, todo ello aparece con gran fuerza en los mitos, consejos y prohibiciones de las Trabajos y Días.

Hesíodo es la expresión literaria de este mundo en efervescencia donde convivían al mismo tiempo la exaltación de una estructura política piramidal coronada por los aristócratas y sancionada por la victoria divina de Zeus, y la proclamación por fin de los derechos de aquel pueblo que asistía antes mudo a las decisiones de los héroes homéricos. La clase social a la que pertenece Hesíodo surge de las nuevas oportunidades propiciadas por el movimiento económico de las colonizaciones y por la aparición de la polis griega.

Escrito por Oscar Cruellas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s