Si en el orden científico logró Newton sintetizar los diversos descubrimientos en el seno de una Mecánica Racional, en el orden filosófico levantó una muralla entre sentidos y razón, entre la materia pasiva y la fuerza activa. La Ilustración nos muestra la lucha sin cuartel por lograr una nueva síntesis. Sería Kant quien la cumpliera. Pero quizá fuera ya, en algunos aspectos, demasiado tarde.

Al hombre ilustrado le interesó, desde luego, el carácter impresioantemente unitario y estructurado de la mecánica newtoniana, y no sus intentos teológicos dominantes en última instancia. Así, combinando el ideal matemático y omnicomprensivo de Descartes con la prudencia empírica y el rigor experimental de Newton, se fue configurando una imagen de la Naturaleza, operante de algún modo en nuestros días, y cuyo mejor exponente se encuentra quizá en la audaz Historia General de la Naturaleza, de Inmanuel Kant (1755).

Estos serían los rasgos esenciales del concepto de Naturaleza en la Ilustración:

  • la Naturaleza no es tanto un conjunto de fenómenos (naturaleza materialmenmte considerada) cuanto un sistema de leyes (naturaleza formalmente considerada) regido por los siguientes principios: a)principio de regularidad (la naturaleza no hace nada en vano; b) principio de continuidad (la naturaleza no da saltos); c) principio de conservación, en la naturaleza nada se crea ni se destruye, sólo se transforma; d) príncipio de mínimo esfuerzo (la naturaleza actúa siempre por el camino más fácil).

  • la Naturaleza es una estructura de tal modo trabada que el conocimiento de sus leyes nos permite predecir el futuro y actuar en consecuencia. El tiempo adquiere un valor secundario; es reversible con respecto al espacio infinito.

  • la Naturaleza es autónoma: no necesita de Dios para ser explicada. El mismo Newton había sospechado esta transformación, que se daría bien a su pesar:”un Dios sín dominio, sin providencia y sin causas finales no es más que Hado y Naturaleza” (Principia, Libro III).

  • las leyes de la Naturaleza configuran el reino de la necesidad. La libertad no existe; la ilusión de ser libre se debe a un desconocimiento de las variables intervinientes: determinismo.

  • todo lo existente se deja reducir al ámbito mecánico de lo físico-químico: reduccionismo fisicalista. Sin embargo, y frente al cartesianismo, éste es un mundo vivo, un mundo de fuerzas en interacción. La masa es límite entre dos fuerzas: energetismo.

Escrito por Oscar Cruellas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s