Se enriqueció en los años de la Revolución francesa y en la etapa napoleónica. Su pensamiento quedó recogido en el Catecismo político de los industriales (1819), donde considera a los “industriales” como aquellos que ayudan a crear la riqueza colectiva (empresarios, obreros manuales, artistas, científicos, banqueros,…) a los cuales contrapone los “no industriales” (reyes, obispos, militares,..). Para Saint-Simon los “no industriales” son unos parásitos, a los que hay que desplazar del gobierno de la sociedad, para dejar paso al gobierno de los “industriales”.

Pero, ¿cuál tendría que ser la función de este gobierno? Para Saint-Simon la única vía de resolución de los problemas sociales (miseria, injusticia, desigualdades, etc) es el crecimiento de la riqueza social, el desarrollo técnico y económico. El gobierno de los productores precederá, a través de la planificación económica, a afianzar el dominio de la técnica y de la organización industrial; y ello permitirá la desaparición del poder político tal y como se conocía en la época. En palabras de Saint-Simon, “el gobierno sobre los hombres desaparecerá, y dejará paso a la administración de las cosas”. Saint-Simon no es comunista, sino que reconoce las virtudes de la propiedad privada, pero se muestra partidario de suprimir la herencia, institución que no hace sino fomentar el parasitismo.

Antes que nada, tenemos que tener en cuenta que la Francia en la cual escribe Saint-Simon es una nación completamente agraria y, en segundo lugar, que la enumeración de los industriales coincide al pie de la letra con la enumeración que Sieyès había hecho de los integrantes de la nación. Existe, en otras palabras, una profunda conexión entre el ideario de la Revolución y el planteamiento de Saint-Simon. Esta conexión es, probablemente, la clave que explica la difusión de sus ideas a lo largo del siglo XIX, a través de la “Iglesia saint-simoniana”, afincada en diversos países, y especialmente su difusión entre la alta función pública francesa.

Pero a la vez el ideario de Saint-Simon se proyecta hacia el futuro, gracias al énfasis que pone en el desarrollo técnico y en el progreso económico e industrial como medio de superación de los conflictos políticos y sociales.

Escrito por Oscar Cruellas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s