Fue el más importante filósofo japonés en la era contemporánea. Se formó en la escuela de Kyoto. En vez de seguir únicamente la tradición japonesa independientemente de toda filosofía occidental,, Kitaro trató de integrar la tradición del budismo Mahayana y el budismo Zen con la filosofía occidental, y en particular con algunas partes del idealismo alemán y del pensamiento de Bergson.

Para Kitaro, la realidad fenoménica constituye la trama fundamental, la experiencia de la que derivan todos los contrastes y la que da lugar a los puntos de vista subjetivo y objetivo, que son modos unilaterales de ver la misma realidad básica. La experiencia pura no es subjetiva; si se llama “consciente” es sólo en tanto que constituye el lugar de la subjetividad y de la objetividad. De esta “autoconciencia” se engendran, como en Fichte, los opuestos, pero éstos no prosiguen cada uno por su lado, sino que se reconcilian en la misma conciencia en cuanto libertad absoluta.

Escrito por Oscar Cruellas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s