De diferentes formas surgió en la filosofía griega el problema de la nada; como problema de la negación del ser, como problema de la imposibilidad de afirmar la nada, como problema del espacio, etc. Muchos de ellos siguieron la idea más común: la nada es negación del ser; lo que hay es el ser y sólo cuando se niega este aparece la nada.

Gorgias y otros filósofos sostuvieron que nada existe, que si algo existe es incognoscible y que si es incognoscible es inexpresable. Muchos pensadores griegos sostuvieron la tesis de que de la nada nada adviene; sostener lo contrario equivaldría a destruir la noción de casualidad, a admitir que de cualquier cosa podría surgir cualquier cosa. Platón trato de ver cuál era la función que una participación de la nada podía desempeñar en la concepción de los entes que son.

En general, los filósofos griegos afrontaron el problema de la nada desde el punto de vista del ser.

Escrito por Oscar Cruellas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s