Maimonides nació en Córdoba en 1135. Obligado a abandonar España por la intolerante actitud de los almohadas, se refugió en Fez (Marruecos) y luego viajó a Palestina, para acabar en El Cairo. Fue comerciante de piedras preciosas, pero en El Cairo también se dedicó a la enseñanza y a la medicina. El visir del sultán Saladino lo nombró médico de la corte y de este modo ya no tuvo la necesidad de ganarse la vida como comerciante, pudiendo dedicarse exclusivamente a sus estudios.

Maimonides escribió sobre medicina y sobre teología, pero su obra más conocida fue la Guía de perplejos que provocan los aparentes conflictos entre la razón y la fe. Maimonides escribe su Guía de perplejos para mostrar cómo la filosofía y la Biblia son en realidad conciliables. Para él, se puede demostrar que Dios existe y también se puede llegar a comprender que es uno e incorpóreo. Las cosas existentes son contingentes, no poseen en sí mismas la razón de su propia existencia y, por consiguiente, reclaman un Ser necesario. El mundo no es eterno y es contingente. Es resultado de la libre voluntad divina. Dios es la causa eficiente y la causa final de todo el universo. Los filósofos escolásticos a menudo hicieron suyas las tesis de Maimonides, ya que Tomás de Aquino analizó cuestiones y temas muy próximos a los de Maimonides.

Escrito por Oscar Cruellas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s