Una de las propiedades más curiosas del mundo de las partículas elementales es que cada tipo de ellas tiene asociado otro, llamado antipartícula, con la misma masa, pero cuya carga es la opuesta. Por cargas hay que entender un conjunto de números que caracterizan la partícula, el más conocido de los cuales es la carga eléctrica, pero existen otros.

Esta teoría fue propuesta por Paul Dirac premio Nobel de Física, en 1928. Poco después, otro premio Nobel, Carl Anderson, descubrió en 1934 el positrón, antipartícula del electrón, que tiene la misma masa, pero carga positiva. Existe también un antiprotón, con carga -e, e incluso el antineutrón, lo que puede sorprender porque el neutrón tiene carga nula; ¿cuál es la diferencia con su antipartícula? Como hemos dicho hay otros números, uno de ellos el bariónico y es el que distingue el neutrón del antineutrón.

Algunas partículas son antipartículas de sí mismas; tal es el caso del fotón y el peón neutro. Una partícula y su antipartícula pueden anularse mutuamente, transformándose en fotones o en otras partículas.

Escrito por Oscar Cruellas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s