Desde Academia Cruellas y Carta77 vamos hoy a comentar un libro espectacular por su contenido y no por su extensión ya que es muy poco extenso y además aparecen diferentes dibujos. A principios del siglo XX, Tuiavii viaja a Europa y descubre un mundo incomprensible, que nada tenía que ver con la vida sencilla y despreocupada de los habitantes de las islas de Samoa.

ellos no conocían -ni lo necesitaban- el dinero (“el metal redondo”), ni los grandes edificios (“cuevas de piedra”), ni cines (“locales de pseudo vida”), ni periódicos,….. Tuiavii nunca entendió porque “los Papalagi” (que significa los hombres blancos) siempre tienen prisa; o porque no disfrutan lo que están haciendo, siempre pensando en lo que harán más tarde; o porqué, de tantas cosas que tienen no pueden disfrutar de ninguna.

Años después de su visita a Europa, Tuiavii, caudillo del pueblo de Tiavea, escribió unos discursos para convencer a su pueblo de que no se dejase arrastrar por las falsas comodidades de la civilización occidental. Un alemán amigo, Eric Scheurman, recopiló los discursos y los publicó en Occidente.Visiones de Tokyo

Escrito por Oscar Cruellas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s